Por el tabaquismo cada año mueren 60 mil personas

Con un cigarro, el organismo absorbe 4 mil 722 sustancias, de las cuales 400 son tóxicas, 45 cancerígenas y 12 gases mortales.




En México, 60 mil personas mueren al año por padecimientos relacionados con el tabaquismo. Y, de acuerdo con especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en nuestro país cada día fallecen más de 160 personas, debido a enfisema pulmonar, cáncer de mama, de garganta, de laringe, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), males cardiovasculares y bronquitis.


La doctora María Eugenia Velasco Contreras, coordinadora de Programas en PREVENIMSS, advirtió que al sumarse el tabaquismo a enfermedades como obesidad, diabetes e hipertensión se ocasiona infarto cerebral, daño al corazón, amputación de extremidades, así como otras complicaciones, por ello, el Seguro Social destina alrededor de 10 mil millones de pesos a la atención de males asociados a esta adicción.


La psicóloga Josefina Cortés Miranda de la Clínica de Atención al Fumador del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, indicó que se trata de una pandemia que a nivel mundial cobra alrededor de 5 millones de vidas al año. En lo que respecta a las principales causas de muerte ocasionadas por el cigarro, el 90 por ciento son cánceres.


Precisó que las personas que desean dejar de fumar, cuentan con la Clínica de Atención al Fumador del IMSS, donde se ayuda a las personas adictas al tabaco, con dependencia física y psicológica, por medio de terapias que se enfocan en dos vertientes: adicción física y “necesidad” psicológica.


La primera terapia consiste en proporcionar al paciente sustitutos de nicotina o ansiolíticos, dependiendo del número de cigarros que fuman al día, además de contar con mecanismos como “parches de nicotina” con probada eficacia, agregó.


Sobre la terapia psicológica, de tipo cognitivo-conductual, permite analizar las causas que impulsan a fumar, a fin de evitar los motivos, además de que se imparten pláticas grupales en las que las personas se retroalimentan con sus experiencias, abundó.


Cortés Miranda agregó que al observar la estructura de un tabaco, se detecta que el filtro es insuficiente ya que la fibra de éste contiene el principal cancerígeno, denominado alquitrán. “Al fumar un cigarro, nuestro organismo absorbe 4 mil 722 sustancias, de las cuales 400 son tóxicas, 45 cancerígenas y 12 gases mortales”.


Aseguró que los químicos que contiene el cigarro, el arsénico, es decir, el papel que recubre el cigarrillo se “quema” lentamente debido al contenido de éste, mientras que la nicotina llega al sistema nervioso central para ocasionar una sensación de placer, otros ingredientes son: amoníaco, metanol, monóxido de carbono y cadmio.


El doctor Marcos Pérez Gómez, coordinador de calidad de Hospital General de Zona (HGZ) 1A Venados, señaló que el cigarro estimula neurotransmisores que producen placer y, al fumar, recompensa sensaciones asociadas a actividades como cenar, comer, tomar café, trabajar, estar con amigos, etc.

 

Después de un tiempo, los fumadores manifiestan sentir placer por su sabor y aroma, algunos, incluso, sostienen que el consumo les calma los nervios, concluyó.

Acerca Redacción

También te puede interesar

“¡Autoexplórate y ve un paso adelante contra el cáncer de mama!

Coppel Comunidad se une al movimiento mundial de lucha contra el cáncer de mama con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *