%u201CTratamiento hormonal permite a los hombres con cáncer de próstata sobrevivir a su enfermedad%u201D Neil Fleshner

Una encuesta demuestra que sobrevivir a la enfermedad y
controlar el cáncer de próstata son los objetivos principales del tratamiento
para los pacientes, aunque uno de cada cuatro desconoce todas las opciones
terapéuticas

Según una investigación publicada en Prostate Cáncer and
Prostatic Diseases, el tratamiento adyuvante de deprivación androgénica con
Zoladex (goserelina) logra el control a largo plazo del cáncer de próstata no
mestastásico de mal pronóstico, permitiendo a los hombres sobrevivir a su
enfermedad y tener un riesgo de mortalidad comparable al de la población
general.

Los autores concluyen que la goserelina adyuvante debería
ser reclasificada como tratamiento de intención %u201Ccurativa%u201D para hombres con
cáncer de próstata no metastásico de mal pronóstico y hacen un llamamiento a
que las directrices actuales lo señalen.

Los investigadores revisaron los datos de supervivencia de
cuatro estudios clínicos a largo plazo, controlados y aleatorizados, en varones
con cáncer de próstata no metastásico de mal pronóstico que recibieron
tratamiento hormonal adyuvante con goserelina después del tratamiento inicial
(prostatectomía radical o radioterapia). Se revisó goserelina por ser el
agonista del LHRH más ampliamente utilizado en el mundo y por ser el único
agonista del LHRH que ha sido estudiado como tratamiento adyuvante en diversos
estudios controlados de supervivencia con un seguimiento medio de más de cinco
años. 

El doctor Neil Fleshner, de la división de Urología, del
Hospital Princesa Margaret, de Toronto, Canadá, ha declarado que
%u201Chistóricamente, los agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante
(a-LHRH) fueron un tratamiento paliativo para el cáncer de próstata
metastásico, y actualmente los médicos aún consideran el tratamiento hormonal
adyuvante como una opción terapéutica paliativa, a pesar de la cantidad de
ensayos que demuestran resultados positivos de supervivencia para varones con
cáncer de próstata no metastásico de mal pronóstico.  Los resultados son un reto a este concepto,
demuestran claramente que el tratamiento adyuvante con goserelina proporciona
un control a largo plazo del cáncer de próstata de mal pronóstico, de modo que
un número significativo de varones sobreviven a la enfermedad%u201D.

Para el doctor Fleshner, autor principal de este estudio,
%u201Cvale la pena destacar que resultados similares a largo plazo con tamoxifeno
adyuvante a cirugía en mujeres con cáncer de mama llevaron a que este fármaco
se clasificara como un tratamiento de intención curativa%u201D, y concluye señalando
que %u201Ccreemos que la goserelina adyuvante debería ser reclasificada como un
tratamiento de intención curativa para los pacientes con mal pronóstico con
cáncer de próstata no metastásico%u201D.

 Encuesta resalta necesidad
de información a los pacientes sobre tratamientos hormonales

Una encuesta realizada a hombres con cáncer de próstata
localmente avanzado o metastásico, publicada este mes en Current Medical
Reasearch and Opinion, revela que los factores más importantes para los
pacientes al elegir el tratamiento hormonal son el control del cáncer y
sobrevivir a la enfermedad. Más de la tercera parte de los entrevistados
reconoce que desconoce todas las opciones terapéuticas existentes. En la
encuesta han participado 382 varones de España, Francia, Alemania, Italia,
Reino Unido y Estados Unidos, que habían recibido tratamiento hormonal al menos
durante un año, siendo goserelina el tratamiento más utilizado.

Los hallazgos de la encuesta destacan la necesidad de que
los médicos reconozcan que sus pacientes con cáncer de próstata desean más
información sobre la enfermedad y las opciones terapéuticas hormonales de que
disponen y que no deben excluir las opciones terapéuticas hormonales en base
únicamente a los posibles efectos secundarios.

El cáncer de próstata afecta principalmente a varones de más
de 50 años, y es el cáncer más frecuentemente diagnosticado en varones en los
países occidentales, diagnosticándose uno cada tres minutos y perdiéndose una
vida cada seis minutos por culpa del mismo.

 

 

Acerca Redacción

También te puede interesar

SMeO trabaja en crear una red de investigación que incluya a Centros Oncológicos de bajo volumen

Entrevista al Dr. Héctor Martínez Said, en el marco del 38 Congreso Nacional de Oncología, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *