¿Bochornos, calores e insomnio? puede ser la menopausia

La menopausia se define como el último periodo menstrual de la mujer. Esto sucede por una falla ovárica, los ovarios simplemente dejan de cumplir con su función. El cuerpo deja de producir estrógenos, debido a esa falta de estrógenos, en el sistema nervioso central, específicamente el centro termorregulador, los estrógenos dejan de actuar, a su vez, las sustancias llamadas neurotransmisores disminuyen, y esta disminución provocan los bochornos. La perimenopausia es el periodo previo a la menopausia, aparece dos años antes del último periodo menstrual y cinco años después de la última menstruación. Este periodo es muy importante porque es cuando afloran con mucha más fuerza los síntomas de la menopausia.


Síntomas de la menopausia 

El síndrome vasomotor es el conjunto de síntomas que se adquieren en la menopausia:

  • Bochornos en cualquier momento del día.
  • Insomnio
  • Depresión
  • Sudoraciones nocturnas.
  • Oleadas de calor, generalmente en el tronco, cabeza y cara.

75 por ciento de las consultas son de mujeres con más de 45 años de edad por síntomas del síndrome vasomotor.

Afecta su vida diaria 

Los síntomas se convierten en un círculo vicioso para la mujer, pues padece insomnio, despierta sintiéndose mal y tiene depresión; esto hace que no funcione bien en su vida normal. Cada mujer es diferente; sin embargo, hay mujeres que necesitan ayuda médica para regular los síntomas y mejorar su vida diaria y sexual. Si la mujer con menopausia está bien controlada no pasa absolutamente nada y seguir con su vida diaria; no obstante, cuando no está controlada, disminuyen los estrógenos provocando que aumenten las hormonas masculinas, esto hace que disminuya su deseo sexual.

Primer recurso: estrógenos 

La solución principal en toda mujer menopáusica se llama %u201Cestrógenos%u201D, es el medicamento de primera línea para la menopausia. Sin embargo, el problema con los estrógenos es que tenemos muchas pacientes que no pueden tomarlos porque está contraindicado por algún tratamiento, por historia clínica de cáncer, por enfermedad hepática, antecedentes de trombosis o simplemente porque tienen fobia al cáncer. Para estos casos, el medicamento de segunda línea es la desvenlafaxina que actúa directamente en el sistema nervioso central regularizando los neurotransmisores (serotonina y norepinefrina); aumentando su nivel, disminuyen los bochornos; y sobre todo, regulariza la depresión e insomnio.

Terapia de reemplazo no hormonal. Medicamentos alternativos a los estrógenos, como la desvenlafaxina

Terapia de reemplazo hormonal. Terapia a base de estrógenos.

Fijador de huesos

La menopausia está ligada con la osteoporosis (pérdida de tejido óseo en los huesos por descalcificación.) y la osteopenia (disminución de calcio en el hueso). El estrógeno funciona como fijador de calcio para los huesos, así que los estrógenos no sólo son para ayudar con los bochornos, sino también para la calidad de los huesos. En caso de que no pueda utilizarse los estrógenos, la desvenlafaxina junto con un fijador de huesos es otra alternativa.

Cuando estamos medicando estrógenos es importante dar seguimiento al estado de los huesos por medio del estudio llamado densitometría, que proporciona la densidad de los huesos. Las pacientes que tienen disminuida la densidad de los huesos y están tomando estrógenos, lo ideal es darles calcio como suplemento. Pacientes que no están tomando estrógenos y tienen una disminución importante en la captación de calcio deben tomar otro medicamento llamado bifosfonato, además de calcio como suplemento.

Problemas del corazón

Por otro lado, la disminución de estrógenos tiende a aumentar las enfermedades cardiovasculares, aunque no está totalmente especificado, se sabe que los estrógenos ayudan a que funcione mejor la transmisión eléctrica en el corazón y evita que se formen placas de ateromas en los vasos sanguíneos que pueden provocar infartos.

Mujeres fumadoras

Las mujeres fumadoras tienen un índice mayor de sufrir trombosis (coágulos en la sangre) y que la sangre esté en un estado hipercoagulable. El uso de estrógenos hace que la sangre sea hipercoagulable, entonces, con su uso, aumentamos doblemente el riesgo. 

No causan cáncer 

La menopausia no causa cáncer. Si en la mujer existe la posibilidad de desarrollar algún cáncer, sobre todo de mama, con el uso de estrógenos es más fácil que se dispare, pero cuando no se utilizan los estrógenos, no existe riesgo de cáncer en la menopausia. Si están mal utilizados los estrógenos pueden aumentar el riesgo cáncer de endometrio y de mama.

Sobrepeso y obesidad
En las mujeres con sobrepeso u obesidad no aumenta la sintomatología de la menopausia; no obstante, con el uso de estrógenos puede aumentar el riesgo de hiperplasia endometrial, que es una lesión precancerígena en el útero, o inclusive, cáncer mama, y sobre todo, trombosis.

¡Ayúdenme por favor!

Es importante que la mujer acuda al médico cuando empiece a sentir cualquiera de los síntomas (depresión, sudoraciones, insomnio, bochornos); todas las mujeres deben acudir al ginecólogo por lo menos una vez al año a revisión general. Con la historia clínica podemos identificar que pueden estar comenzando con la perimenopausia, y así, amortizar un poco los síntomas de la transición de esta etapa.

Hay mujeres que no requieren tratamiento, inclusive, algunas continúan menstruando a los 55 años; otras, dejan de menstruar a los 45 y no resienten los síntomas de la menopausia. Sin embargo, 75 porciento de las mujeres requieren tratamiento para estar mejor.

No están %u201Clocas%u201D 

La menopausia es una etapa cien por ciento sintomática, pese a esto, el riesgo más importante es la pérdida de calidad en los huesos. La mujer es la base de la familia, si ella está mal, generalmente todo su entorno está mal. Muchas pacientes piensan que se están volviendo locas, deben concientizar que cuando comiencen con la sintomatología deberán acudir al médico, pues es un problema fácil de resolver y controlar.

La mujer es cada vez más independiente en nuestro país, si ella se siente bien, está estable durante la etapa de la menopausia puede seguir adelante con vida normal, al igual que su vida sexual. Puede prevenirse e identificar cualquier tipo de problema si se acude al médico antes de que llegue la menopausia. 

¡Continúa adelante!

Hacer ejercicio. Es básico para estar activa y en buen estado físico.
Llevar una vida normal. No dejar de realizar las actividades normales, pues puede volverse un círculo vicioso la depresión, insomnio y lo que conlleva.
Alimentación sana.
 Mitos de la menopausia

El miedo principal de las mujeres para no acudir al médico es porque piensan que se les darán hormonas y no por la exploración física.
Las hormonas no dan cáncer.
Si soy menopáusica así me voy a quedar.
La mujer menopáusica deja de tener actividad sexual,
Se deja de ser mujer con la menopausia.
 

Infórmate 
Asociación Mexicana para el Climaterio 
www.amecmx.org
Tel.: 9000 4828

Acerca Redacción

También te puede interesar

SMeO trabaja en crear una red de investigación que incluya a Centros Oncológicos de bajo volumen

Entrevista al Dr. Héctor Martínez Said, en el marco del 38 Congreso Nacional de Oncología, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *