La lactancia materna reduce el riesgo de padecer obesidad durante la vida adulta.

La lactancia materna permite que recién nacidos tengan mejor desarrollo cognitivo y visual, reduce el riesgo de padecer desnutrición y disminuye en más 20 por ciento la probabilidad de padecer obesidad en edad adulta, aseguró  el Secretario de Salud, Salomón Chertorivski Woldenberg.
 
Al clausurar el Taller %u201CLactancia  Materna en México: Desafíos y Oportunidades%u201D, el cual fue organizado por la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, Chertorivski Woldenberg, enfatizó que estudios realizados al respecto demuestran que los adultos que de pequeños fueron lactados tienen menor riesgo de presentar altos índices de colesterol y bajas probabilidades de padecer obesidad y diabetes tipo II.


Señaló que la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de edad garantiza un sano desarrollo del recién nacido debido a que contiene una variedad de nutrientes que lo protegen de diversas enfermedades como diarreas y meningitis bacteriana.
 
Resaltó que las mujeres que amamantan tienen menor posibilidad de contraer o desarrollar cáncer de mama, de ovarios, anemia y osteoporosis. Además, la lactancia materna impacta en la economía nacional, porque reduce los costos de producción, almacenamiento, promoción  y transporte de envases y otros desechos, %u201Ces una sólida base que facilita desde la infancia el acceso de una vida saludable%u201D, dijo.


Por su parte, Rafael Pérez Escamilla, director epidemiológico de la Universidad de Yale, al presentar las concusiones de este taller precisó que lo analizado durante estos dos días de trabajo pretende impulsar una política nacional de lactancia materna, que tiene como propósito implementar prácticas óptimas de alimentación infantil.
 
Detalló los cuatro objetivos específicos de la propuesta, la cual se basa en la aplicación de medidas concretas tendientes a actualizar el marco jurídico normativo relacionado con la práctica de la lactancia materna; segundo, fomentar esta práctica en todos los niveles de los servicios de salud, tanto hospitalarios como comunitarios.
 
Tercero, apoyar esta práctica considerando los diversos ámbitos en los que transcurre la vida cotidiana de las mujeres mexicanas en edad fértil y cuarto la evaluación y monitoreo del programa.
 
Asimismo, presentó las líneas de acción entre las que destaca la aprobación de Ley de Lactancia Materna, que recomienda apoyar esta práctica entre las mujeres trabajadoras y fomentar el establecimiento de los bancos de leche humana.
 
Indicó que se debe revitalizar la iniciativa de los hospitales amigos de las niñas y de los niños; fortalecer y empoderar al personal de salud y a la sociedad civil para que participe en la promoción de lactancia materna, así como fomentar la expansión de la red de bancos de leche humana en el país.
 
Finalmente Philippe Lamy, representante de OPS/OMS en México, dijo que las prácticas de amantamiento en la Región de las Américas no son ideales en cuanto al inicio temprano de la lactancia dentro de la primera hora del día, la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses y la lactancia con alimentos complementarios hasta los dos años, de acuerdo a lo recomendado por al Organización Mundial de la Salud.
 
En ese sentido señaló que la malnutrición representa un 11% de la carga mundial de enfermedad y es causa de problemas de salud y discapacidad, así como  de malos resultados educativos y problemas de desarrollo, los cuales podrían reducirse si se practicara la lactancia materna adecuadamente.
 
Por ello exhortó a trabajar en la promoción de esta práctica ya que reduce el hambre, la tasa de mortalidad y mejora la salud materna.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Retos y oportunidades en la atención del cáncer de mama

En el marco del mes de la lucha contra el cáncer de mama, Roche México …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *