Nueva esperanza para frenar la metástasis del cáncer de mama

Mantiene prudencia y cautela 


Los resultados pueden permitir luchar con más eficacia contra la reproducción del tumor. 
 


La contención de la metástasis del cáncer de mama, podría estar más cerca. Esto es lo que se desprende del estudio que publica la revista científica Nature, en su último número, en el que se detalla el hallazgo de tres moléculas de ARN, que frenarían la extensión de ese cáncer a pulmones y huesos. 


El equipo de Joan Massagué en el Instituto Médico Howard Hughes del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York, muestra que la mayoría de los tumores de cáncer humanos invasivos y agresivos carecen de tres moléculas clave de microARN denominadas miR-335, miR-126 y miR-206. Según el estudio, cuando los investigadores volvieron a colocar las moléculas en los tumores de cáncer de mama humanos en ratones, los tumores perdieron su capacidad para extenderse. 


La metástasis del cáncer de mama es la principal causa de mortalidad por la enfermedad, y se produce cuando las células de un tumor primario consiguen desprenderse e invadir otro órgano. 


A diferencia de las moléculas más largas de ARN mensajeros (ARNm) que codifican proteínas celulares, los microARN regulan la actividad genética al suprimir o promover la traducción de ARNm, que en realidad son plantillas genéticas de las proteínas. 


Los científicos analizaron células en cultivo de cáncer de mama para crear un perfil genético de microARN producido por las células cancerosas descubriendo más tarde, como se ha señalado, que al restablecer los valores normales de tres de los microARN en las células en cultivo, reducían su capacidad de expandirse a los pulmones y huesos de los ratones. 


Midieron luego los niveles de microARN en células cancerígenas de 20 pacientes y descubrieron menores niveles de microARN en aquellos con metástasis 


Según estos investigadores, la clave para entender por qué las células del cáncer de mama son capaces de mestastatizar en huesos y pulmones (sus localizaciones ‘preferidas’) podría estar en estas pequeñas moléculas del llamado ‘ADN mensajero’ (ARN o RNA según sus siglas en inglés): los microRNAs. 


Estas pequeñas moléculas en forma de horquilla representan apenas un 1% del genoma humano pero juegan un papel clave en la regulación del ciclo celular, ya que son capaces de anular o modificar simultáneamente múltiples genes. 


En el trabajo, en el que han colaborado los departamentos de Medicina y Patología del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York (MSKCC), se han identificado algunos de estos microRNA claves en el origen de las metástasis del cáncer de mama. Probablemente “tan importantes como los genes clásicos que se han estudiado anteriormente” en opinión de Massagué. 


, “los pequeños ARN evitan la expansión del cáncer, al interferir con la expresión de genes que proporcionan a las células cancerígenas la capacidad para proliferar y migrar”. Explicó el reconocido especialista Joan Massagué, sin embargo, el investigador español ha querido expresar  cautela sobre la aplicación práctica del hallazgo, si bien está convencido de que estos resultados pueden permitir luchar con más eficacia contra la reproducción del tumor. 

Acerca Redacción

También te puede interesar

SMeO trabaja en crear una red de investigación que incluya a Centros Oncológicos de bajo volumen

Entrevista al Dr. Héctor Martínez Said, en el marco del 38 Congreso Nacional de Oncología, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *