Reconstrucción de mama ayuda a superar el daño psicológico que ocasiona el cáncer

Cualquier mujer que se sometió a una mastectomía, es decir que se le extirpó la glándula mamaria debido a cáncer, es candidata a reconstrucción de mama, ya que esta intervención además de mejorar su apariencia, le ayuda a superar el daño psicológico que sufre por la enfermedad, afirmó la jefa del Departamento de cirugía plástica del Hospital General de México, Silvia Espinoza.


 


En entrevista subrayó que no se considera a una paciente curada hasta que no esté reconstruida y sólo en el HGM cada mes, entre cinco y 20 mujeres reciben este tratamiento.


 


La especialista en cirugía plástica mencionó que la mayoría de pacientes que requieren la reconstrucción de mama superan los 40 años, década en la empieza a aumentar la frecuencia del cáncer, sin embargo, también hay personas desde los 25 años.


 


Para llevar a cabo este procedimiento es necesario el trabajo en equipo entre el cirujano plástico y el oncólogo, a fin de que se decida el momento idóneo de la reconstrucción y cómo se realizará, porque depende de la complexión de la paciente, el tipo de cirugía y de lo que quiere.


 


La reconstrucción se realiza con tejidos autólogos, prótesis o una combinación de ambos. Los tejidos autólogos se toman del abdomen o espalda de la paciente y por medio de cirugía microvascular se lleva a la mama, también se puede tomar del glúteo o de la llanta del flanco.


 


En personas delgadas, con mamas pequeñas, por lo general se utilizan expansores y prótesis, siempre y cuando el tejido no se haya radiado porque de lo contrario es difícil que el tejido se expanda.


 


Aclaró que la reconstrucción de la mama no previene ni ocasiona cáncer, pero la mujer que sufrió esta enfermedad debe estar en supervisión médica cada seis meses para detectar si hay recurrencia. Aunque en la mayoría de los casos regresa con metástasis a hueso o cerebro.


 


La técnica de reconstrucción de mama también se utiliza en caso de quemaduras de esa zona del cuerpo y ante la presencia del síndrome de Poland, que entre sus manifestaciones impide el desarrollo de la glándula mamaria.


 


En pacientes mutiladas por someterse a cirugías estéticas mamarias en lugares no reconocidos también se lleva a cabo la reconstrucción, aunque ésta es parcial para corregir la zona dañada, sustituyendo piel del abdomen por la de la glándula.


 


La especialista mencionó que otra causa que obliga a practicar una mastectomía es la inyección de sustancias en la glándula para que crezca, haciendo que se ponga dura, %u201Ccomo momificada%u201D por los aceites y silicones.


 


%u201CDesafortunadamente tenemos un alto índice de pacientes jóvenes desde los 30 años que se inyectan ocasionándose una enfermedad llamada por modelantes, tanto mujeres como hombres, que en ocasiones sólo se puede curar con cirugía%u201D, precisó.


 


Detalló que cuando las células detectan sustancias ajenas al organismo %u201Cse comen esa sustancia%u201D por lo que desarrollan una enfermedad autoinmune, y estos pacientes son atendidos en reumatología. En caso de requerir una cirugía reconstructiva para eliminar la zona dañada, se canalizan a cirugía plástica, aunque en muchas ocasiones ya no se puede hacer nada porque todo el cuerpo está dañado.


 


La jefa de Cirugía Plástica hizo un llamado a la población a evitar inyectarse sustancias supuestamente para remodelar, porque lejos de mejorar la figura, causan daños severos que ocasionan la muerte, en algunas personas a la semana de su uso.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Retos y oportunidades en la atención del cáncer de mama

En el marco del mes de la lucha contra el cáncer de mama, Roche México …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *