Mastografía, principal arma de prevención contra cáncer de mama

La
detección temprana de esta enfermedad sigue siendo la principal arma para
combatir su mortalidad, ya que de detectarse a tiempo, el 90% de los casos son
curables, mientras que si se descubre de forma tardía sólo el 2% logra la
recuperación. Desafortunadamente, de cada 36 nuevos casos, 32 se encuentran en
fase avanzada, según datos de la Secretaría de Salud (SSA).

En este
sentido, el estudio mastográfico sigue siendo el principal método en la
detección oportuna del cáncer de mama, con él se pueden observar lesiones muy
pequeñas (incluso de 1 mm).

Se
recomienda que todas las mujeres a partir de los 40 años se practiquen una
mastografía de forma anual.  El estudio consta de mínimo cuatro
radiografías (dos por mama) que se realizan con un equipo especial llamado
mastógrafo. La duración aproximada es de 20 minutos, pero puede variar
dependiendo de las condiciones físicas del paciente. Para algunas mujeres ésta
resulta incómoda e incluso dolorosa debido a la compresión que se tiene que
aplicar, esto se hace con el fin de obtener una imagen clara, de alta calidad,
utilizando la menor cantidad de radiación, todo esto en beneficio del paciente.

Si bien, la
mastografía es el método más seguro y confiable para detectar oportunamente el
cáncer de mama en mujeres mayores de 40 años, esto no aplica para las más
jóvenes debido a que la mama de la mujer joven tiene abundante tejido glandular
activo que disminuye la sensibilidad del estudio. Por lo anterior, en jóvenes
es recomendable realizar primero un estudio de ultrasonido y a menos que exista
alguna indicación clínica específica se recomienda efectuar un estudio
mastográfico.

Cabe destacar
que en México, las instituciones de salud pública sólo practican la mastografía
a partir de los 40 años, ya que el mayor número de pacientes con cáncer de mama
se encuentra en este rango.

Si no se
cuenta con el respaldo de algún servicio médico, el estudio se puede realizar
en un laboratorio de análisis clínicos, como Laboratorio Médico Polanco, el
cual cuenta con un equipo de médicos radiólogos especialistas que cuentan con
una certificación especial (Calificación Agregada en Mama otorgada por el Consejo
Mexicano de Radiología e Imagen), así como precios accesibles.

Además de
la mastografía de rutina se recomienda consultar a su médico tratante una o dos
veces por año y también se insiste en la autoexploración para conocerse y saber
si existe algún cambio en las mamas, esto con el fin de aumentar la posibilidad
de un diagnóstico temprano e incrementar la probabilidad de sobrevida.

Para
dimensionar el problema se ve que en 2010 se practicaron un millón 100 mil
mastografías en México, pero existen más de 15 millones de mexicanas mayores de
40 años de edad que requieren una mastografía anual. 

  

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS brinda atención médica especializada a mujeres con cáncer de mama a través de sus 10 clínicas

Oncologia.mx.- Ante la necesidad de contar con diagnósticos rápidos y detecciones oportunas, desde 2016 el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *