Nuevo ensayo ofrece esperanza en tratamiento del cáncer de mama

Un ensayo de fase I sobre el endoxifeno, un metabolito activo del medicamento oncológico tamoxifeno, indica que este fármaco experimental es seguro y muestra las primeras evidencias de actividad antitumoral, descubrió un estudio de Mayo Clinic. Los resultados indican que el Z-endoxifeno, desarrollado en conjunto por el Centro Oncológico de Mayo Clinic y el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés), ofrecería un tratamiento nuevo y mejor para algunas mujeres con cáncer de mama positivo al estrógeno y, especialmente, en quienes no responden al tamoxifeno ni a los inhibidores de la aromatasa. Los resultados de este primer ensayo realizado en seres humanos se presentaron durante el Simposio 2013 sobre Cáncer de Mama en San Antonio.

El Dr. Matthew Goetz, oncólogo de Mayo Clinic y autor principal del estudio comenta que “se alcanzó hasta 60 niveles más de endoxifeno, comparado frente a los niveles de endoxifeno logrados con la dosis normal de tamoxifeno. Se observó evidencia de regresión tumoral en las pacientes que no tuvieron éxito con las terapias hormonales normales, entre ellas, los inhibidores de la aromatasa, el fulvestrant y el tamoxifeno. Esto constituye un emocionante primer paso en el desarrollo de este fármaco”.

El tamoxifeno es una terapia hormonal que se ha utilizado durante más de 40 años para reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama y prevenirlo. Algunos estudios anteriores demostraron que las pacientes con niveles muy bajos de una enzima fundamental, conocida como CYP2D6, y con concentraciones bajas de endoxifeno corren más riesgo de recurrencia o avance al recibir tratamiento con tamoxifeno. En el año 2008, el Dr. Goetz y el Dr. Matthew Ames del Centro Oncológico de Mayo Clinic empezaron a colaborar con el NCI para desarrollar fórmulas del endoxifeno. Esta fórmula, conocida como hidrocloruro de Z-endoxifeno (endoxifeno), se probó mediante estudios farmacológicos preclínicos, estudios de toxicología y, últimamente, a través de ensayos clínicos realizados en Mayo Clinic y el NCI. 

En la fase I del estudio, los científicos administraron endoxifeno una vez al día a 22 mujeres con cáncer de mama y receptor positivo al estrógeno que mostraban resistencia a las terapias hormonales normales, tales como los inhibidores de la aromatasa, el tamoxifeno y el fulvestrant. El fármaco, al parecer, es seguro, incluso en la dosis más alta de 160 miligramos diarios.

El Dr. Goetz y sus colegas ahora trabajan en la determinación de la dosis óptima de endoxifeno para las pacientes con cáncer de mama. Una vez terminado el trabajo, el Dr. Goetz desea que se estudie el fármaco en las pacientes premenopáusicas, en quienes el tamoxifeno es la única sustancia hormonal autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento del cáncer de mama con receptor positivo al estrógeno. “El endoxifeno podría convertirse en un fármaco mejor que el tamoxifeno, no solamente entre las pacientes con metabolismo limitado para el CYP2D6. Este asunto debe estudiarse de manera prospectiva”, añade el médico.

Otros autores del trabajo son: la Dra. Vera Suman, el Dr. Joel Reid, el Dr. Don Northfelt, el Dr. Michael Mahr, Travis Dockter, el Dr. Paul Haluska, Mary Kuffel, Sarah Buhrow, Stephanie Safgren, Renee McGovern, el Dr. John Hawse, el Dr. Charles Erlichman, el Dr. James Ingle y el Dr. Matthew Ames, todos pertenecientes a Mayo Clinic. 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Retos y oportunidades en la atención del cáncer de mama

En el marco del mes de la lucha contra el cáncer de mama, Roche México …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *