Cáncer Cérvico Uterino, padecimiento que puede afectar a la mujer

El Cáncer Cérvico Uterino (CaCu) es un padecimiento que puede afectar a cualquier mujer en cualquier  etapa de la vida, sin embargo los riesgos se intensifican cuando se tiene vida sexual activa, es por ello que al iniciarse ésta, deben extremarse las medidas de prevención y detección de enfermedades.  

Médicos de atención preventiva de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, indicó que desde hace casi dos años, esta clínica inició un programa de atención sabatino, encaminado a la detección de padecimientos de las mujeres, que por las ocupaciones laborales y familiares, no pueden asistir a sus chequeos durante la semana.

Los sábados, a partir de las 8:00 y hasta las 14:00 horas, se brinda atención preventiva para la realización de exámenes de papanicolau, detección de niveles de glucosa, niveles de colesterol e hipertensión arterial, además de la aplicación de vacunas como el tétanos, hepatitis “B”, sarampión y rubéola, entre otras acciones de orientación.

Mensualmente se realizan más de cien exámenes de papanicolau, tan solo en días sábado, el rango de edad de las mujeres que acuden es entre 25 y 65 años de edad.

Además de este estudio, se orienta a las derechohabientes para esquemas de vacunación y a quienes rebasaban los 50 años de edad o contaban con antecedentes familiares de cáncer, se les da cita para realizarles estudios de mastografía, a fin de descartar problemas como el cáncer de mama.

El papanicolau es un estudio que deben realizarse todas la mujeres mayores de 25 años y aquellas que han iniciado vida sexual sin importar la edad. Éste estudio, consta de una toma de muestra de las células que se encuentran en el interior de la vagina para analizarlas.

Se debe realizar cada año y, de tener dos estudios consecutivos sin alteraciones puede efectuarse cada tres años, sin embargo, cuando se tienen antecedentes familiares de cáncer cérvico uterino o de infecciones frecuentes, el estudio debe realizarse con mayor frecuencia, como lo  que indique su médico y sin interrupciones.

Este estudio, tiene una duración máxima aproximada de tres minutos, es necesario que las mujeres cumplan con ciertos requisitos como: no haber tenido relaciones sexuales el día anterior, no estar en su periodo menstrual y traer consigo la cartilla de vacunación o carnet de citas médicas.  

Acudiendo a medicina preventiva en su Unidad de Medicina Familiar, las mujeres pueden evitar que virus como el papiloma humano (VPH) se haga presente en el cuerpo y facilite la presencia de cáncer, pues este padecimiento en sus primeras etapas no muestra malestares, sin embargo cuando los síntomas aparecen en muchas ocasiones es demasiado tarde para tratarlo.

El IMSS Estado de México Poniente, invita a sus derechohabientes a que acudan a su Unidad de Medicina Familiar correspondiente, ahí podrán hacerse la prueba y prevenir padecimientos.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cáncer y Covid-19, entrevista exclusiva con el Director General del INCan

“Mi reconocimiento al personal del Instituto… la labor de todos ha sido ejemplar y mi …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *