Las pruebas genéticas en la prevención del cáncer

Por: Dr. Joel Mario Salazar Cavazos, Oncólogo Médico, Monterrey, Nuevo León.

Oncologia.mx.– El cáncer es una de las enfermedades más devastadoras en la actualidad, ésta se origina a partir de la multiplicación de algún grupo celular que ha perdido el control de su ciclo normal. 

Este ciclo consta de varias etapas, desde la división o el nacimiento de una célula, hasta su muerte; la señalización para el buen funcionamiento de este proceso se origina en el núcleo celular, específicamente en el ADN. Aquí se encuentran un sin fin de genes que regulan cada paso del evento. Algunos de ellos iniciando la reproducción celular, otros reparando sobre la marcha un proceso inadecuado y también los que inducen a la muerte de la célula, esta última llamada apoptosis.

Cualquier cambio en la información genética, en una sola de las señales que controlan todo este complejo proceso celular, puede derivar en el desarrollo de un cáncer. Cabe mencionar que todos los tipos tienen un origen genético, mas no todas estas mutaciones son hereditarias ya que algunas de ellas se desarrollan durante la vida o lo que es lo mismo, son adquiridas.

En la actualidad, se estima que del 5 al 10% de los canceres diagnosticados son de origen hereditario, es de suma importancia aclarar que esta estadística es con la tecnología que disponemos en este momento, lo esperado es que conforme la ciencia avance, el número sea cada vez mayor, ya que seguramente se seguirán documentando mutaciones que sean hereditarias.

Más de 14 millones de personas son diagnosticadas con cáncer a nivel mundial anualmente, de éstas alrededor de 8 millones morirán por causas ligadas a la enfermedad, poco más de la mitad son varones. La OMS estima que para el 2030 el número se duplicará.

En nuestro país, los tipos de cáncer con mayor incidencia y con las más altas tasas de mortalidad son Mama, Próstata, Cervicouterino, Colorrectal, Pulmón y Estómago. Los esfuerzos de los organismos de salud pública para reducir las muertes por cáncer en este momento están enfocados en la prevención secundaria, conocida también como diagnóstico oportuno o temprano. Esto significa, que estamos tratando de diagnosticar las enfermedades oncológicas en los estadios más tempranos, para así tener mayores probabilidades de curación.

En la Sociedad Mexicana de Oncologia (SMeO) reconocemos el gran esfuerzo que se ha hecho y los extraordinarios avances logrados en los últimos años en materia de prevención; sin embargo, la meta aún es lejana, además de continuar con los programas de tamizaje establecidos para algunas de estas enfermedades, como cáncer de Mama, Cervicouterino y Colorrectal por mencionar los más importantes,  pretendemos iniciar una nueva era en la prevención de tan terrible mal en nuestro país, esto es promover la búsqueda de mutaciones genéticas hereditarias, que nos puedan conducir a la detección de aquellos individuos que en el futuro tendrán mayores probabilidades de presentar algún tipo específico de cáncer e intentar que esto no suceda. Esto es llamado prevención primaria.

Nuestra intención es hacer de la práctica cotidiana la asesoría genética en cáncer hereditario, y que sea una herramienta básica de la oncología moderna, mediante la evaluación y clasificación de grupos de alto riesgo, teniendo como finalidad la identificación de personas y/o familias con mutaciones que promueven el desarrollo de ciertas enfermedades oncológicas con mayor frecuencia que en la población general. El objetivo final, es ofrecer a los grupos de pacientes alternativas de manejo para evitar la aparición de la enfermedad en cuestión y en algunos otros  casos, una vigilancia estrecha enfocada en el órgano blanco según sea el caso.

Con este nuevo concepto salta a la luz la figura del asesor genético en cáncer, que en la mayoría de los centros oncológicos del mundo donde se cuenta con clínicas especializadas en la prevención y en las que ya se abrieron en México, es el encargado de identificar estos grupos susceptibles de ser portadores de alguna mutación hereditaria, basados en la historia personal y familiar.

En resumen, el presente pero sobre todo el futuro cercano de la prevención del cáncer en el mundo y México no puede ser la excepción, deberá ser conducido por grupos multidisciplinarios. Se tendrá que incluir expertos en asesoría genética de cáncer hereditario, ya que además del diagnóstico temprano de las enfermedades oncológicas, que en este momento es el pilar de la prevención, se deberá  iniciar una campaña de información y educación para identificar sujetos y familias de riesgo mayor a la población general y de esta forma, reducir la incidencia y mortalidad por esta enfermedad.

 

 

 

Acerca Redacción

También te puede interesar

“¡Autoexplórate y ve un paso adelante contra el cáncer de mama!

Coppel Comunidad se une al movimiento mundial de lucha contra el cáncer de mama con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *