Los 12 mitos más comunes sobre cáncer de mama

Estos son los 12 mitos y realidades más comunes sobre el cáncer de mama.

1. Sólo desarrollará cáncer de mama si tiene una historia familiar de esta enfermedad. Si no tiene historia familiar no hay de qué preocuparse. 

 

Entre un 80 a un 85 por ciento de las mujeres que desarrollan cáncer de mama no tienen una historia familiar de la enfermedad. Aunque en su familia ninguna persona haya sido diagnosticada, ésta no es excusa para saltarse la mamografía anual.  

2. Soy demasiado joven para preocuparme sobre el cáncer. 

 

El cáncer en la mama puede afectar a mujeres de cualquiera edad. La enfermedad es más común en mujeres pasada la menopausia, pero un 25 por ciento de las mujeres con cáncer de mama tienen menos de 50 años. Las mujeres más jóvenes deben tener un examen de mama anual realizado por su médico y a partir de los 40 años iniciar una evaluación con mamografías. Aunque un nódulo en el pecho en una mujer joven tiene menos posibilidades de ser cáncer que en una mujer mayor, de todos modos, éste necesita ser evaluado y controlado. Asimismo, nunca se es demasiado mayor para desarrollar cáncer de mama. Si detecta un nódulo, a cualquiera edad, hágalo controlar por un médico. 
 
3. Si soy diagnosticada con cáncer de mama, significa que moriré. 
 
Los médicos tratan muy efectivamente este tipo de cáncer, con índices de supervivencia de 10 años que alcanzan de un 85 a un 90 por ciento de las afectadas. Si es detectado precozmente, hasta un 98 por ciento de las mujeres sobrevive al menos 5 años. El cáncer de mama puede desarrollar metástasis, o propagarse a otras partes del cuerpo y ese es el gran desafío, pero aún así, mujeres con cáncer de mama metastático viven a menudo años con la enfermedad.  
 
4. He sobrevivido cinco años, por lo tanto mi cáncer de mama no se repetirá.  
 
El cáncer de mama puede volver en cualquier momento, aunque hay más posibilidades de que suceda en el lapso de los primeros 5 a 10 años: Un 75 por ciento de las mujeres que vuelven a padecerlo, lo harán en un lapso de seis años y un 25 por ciento, 10 años después. Nuevas terapias hormonales, incluidos los inhibidores tamoxifeno y aromatasa, pueden atrasar las repeticiones, por lo que el cáncer puede volver posiblemente después de que la mujer deje de consumir esas drogas. 
 
5. La Quimioterapia me producirá nauseas y vomitaré continuamente.  
 
La quimioterapia causa nauseas y vómitos. Sin embargo, en los últimos 10 años, han aparecido nuevas drogas que controlan las nauseas casi en su totalidad, y muy pocas personas padecen de nauseas y vómitos permanentes durante la quimioterapia. 
 
6. Tengo un nódulo en la mama. Es cáncer. 
 
La mayoría de los nódulos en la mama no son cáncer. Pueden ser un quiste o una condición benigna llamada Cambios Fibrocísticos del Seno. Nódulos pueden también ser condiciones precancerosas que necesitan tratamiento. Todos los nódulos deben ser controlados exhaustivamente.  
 
7. Remedios de hierbas y suplementos nutricionales pueden ayudar a sanar el cáncer de mama. 
 
No hay ningún estudio científico que pruebe que los remedios de hierbas o suplementos nutricionales ayuden a sanar el cáncer de mama. Aún más, los médicos aún no saben la manera en que estas medicinas alternativas afectan a los fármacos establecidos, si causan efectos secundarios o interfieren con la efectividad de las terapias tradicionales.  
 
8. Yo como una dieta sana, que me hará inmune al cáncer de mama.  
 
La dieta juega un papel en el desarrollo del cáncer, pero no por sí sola. No sólo una fruta o una sola vitamina podrán prevenir el cáncer de mama. Al mismo tiempo, un solo alimento, no es responsable de causar cáncer. Coma una dieta sana y equilibrada e intente consumir una variedad de alimentos nutritivos.  
 
9. Mi mamografía arroja resultados normales por lo que no tengo que preocuparme sobre cáncer de mama.  
 
La mamografía no detecta todos los cánceres y es solo una herramienta de evaluación. Las mujeres deben tener un examen anual de seno realizado por su médico. Si detecta un nódulo, vuelva a controlarlo, aunque la última mamografía arrojase resultados normales.  

10. Las mamografías son dolorosas. 

 

¿Son las mamografías cómodas? No. Pero no producen un dolor insoportable, y la mayoría de las mujeres confirmarían lo mismo. Las mujeres que están en la premenopausia deben realizar su cita para la mamografía durante las dos primeras semanas de su ciclo menstrual, cuando sus mamas están menos sensibles. Si usted encuentra que las mamografías son dolorosas hable con la tecnóloga que la realiza. La cantidad de presión utilizada puede variar, por lo que la tecnóloga puede aflojar un poco la maquinaria si la presión es insoportable. Debe mantener en mente que la compresión ayuda a tener una mejor imagen, que facilitará la lectura al radiólogo/a, por lo que la incomodidad, vale la pena. 
 
11. Mi nódulo en la mama es muy doloroso, por lo que seguramente no es cáncer, ya que los nódulos cancerosos, supuestamente no son dolorosos.  
 
En general el cáncer de mama no causa dolor, pero su ausencia no excluye la posibilidad de cáncer. Algunas mujeres creen que un nódulo sin dolor no es canceroso. No es cierto. No hay una relación entre el hecho de que un nódulo sea doloroso, con el hecho de que sea canceroso. Todos los nódulos deben ser controlados por un médico. 
 
12. Si un cáncer es expuesto al aire durante una cirugía, se va a propagar. 
 
La cirugía no causa la propagación del cáncer. Lo único que promoverá el cáncer es un retraso en el diagnóstico y no tratarlo.

Acerca Redacción

También te puede interesar

SMeO trabaja en crear una red de investigación que incluya a Centros Oncológicos de bajo volumen

Entrevista al Dr. Héctor Martínez Said, en el marco del 38 Congreso Nacional de Oncología, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *