IPN a la vanguardia en investigación de cáncer de mama

Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizan investigaciones que los colocan a la vanguardia en el estudio de cáncer de mama en el país, debido a que analizan los factores que participan en la diseminación, invasión y metástasis tumoral (invasión de las células malignas a otros órganos como el pulmón o huesos), lo cual permitirá predecir oportunamente la aparición de la metástasis.

Debido a que la metástasis es la causa de muerte de poco más de la tercera parte de las pacientes a quienes se les ha extirpado algún tumor canceroso de la mama, la titular del proyecto de investigación que se lleva a cabo en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), doctora Paula Figueroa-Arredondo, destacó que el cáncer de la glándula mamaria ocupa en nuestros días un lugar preponderante a nivel mundial como causa de enfermedad y muerte.

%u201CSe considera que al término del año 2010 habrá en México una tasa de mortalidad de 13 por 100 mil mujeres adultas y cerca de cuatro mil 500 defunciones por año, debido a esta causa%u201D, precisó la investigadora politécnica.

La especialista en biomedicina molecular, quien cuenta con un posdoctorado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, explicó que las metástasis se presentan en el 40 por ciento de pacientes operadas de cáncer de mama, y la aparición de metástasis en una paciente condiciona un pronóstico desfavorable, que frecuentemente conduce a la muerte. Por ello es indispensable contar con nuevas herramientas de diagnóstico que contribuyan a reducir el número de decesos por esta causa. En ese contexto, la doctora Figueroa-Arredondo señaló que formar parte de la Red de Biotecnología del IPN le permitirá continuar con sus investigaciones de alto nivel científico.

A través de este proyecto, el cual se desarrolla en colaboración con la Fundación Mexicana de Fomento Educativo para la Prevención y Detección Oportuna del Cáncer de Mama (FUCAM) -con asesoría del Director de Investigación, Sergio Rodríguez Cuevas-,  Figueroa-Arredondo se dedica a la búsqueda de nuevos marcadores moleculares que permitan detectar tempranamente a las mujeres mexicanas asintomáticas, pero con tumor mamario, es decir, pacientes con tumores casi indetectables, pero que tengan alta probabilidad de presentar metástasis.

La investigadora politécnica mencionó que %u201Caunque todas las células de un individuo poseen el mismo DNA (Ácido Desoxirribonucleico), no expresan los mismos genes y ello les permite desarrollar diferentes funciones en los distintos órganos pero, por ejemplo, las células del sistema inmunitario poseen características especiales que les permiten circular por todos los tejidos y cuando una célula cancerosa se va a volver metastásica, adquiere características similares para poder diseminarse y llegar a establecerse en nuevas localizaciones del organismo por vía sanguínea y linfática, donde comienzan a expresar moléculas específicas%u201D, que son las que investiga.

Precisó que el estudio de esas moléculas se realiza actualmente en tejidos provenientes de biopsias de tumores con cáncer, con el propósito de establecer el pronóstico de desarrollar metástasis y así facilitar la decisión del médico para dar atención inmediata de quimioterapia a las pacientes con diagnóstico positivo, y a por lo menos una de las tres moléculas con las que se trabaja y que se expresan más cuando hay actividad metastásica.

Subrayó que si se emplean los marcadores moleculares en el seguimiento de pacientes que ya tienen cáncer de mama de los tipos más frecuentes en México (ductal y lobulillar), el riesgo de presentar metástasis se disminuye, debido a que los casos más urgentes pueden ser detectados tempranamente y sus procedimientos clínicos adelantarse, salvando así la vida de la paciente y conservando la integridad de su núcleo familiar.

La especialista en biomedicina molecular mencionó que éste es un proyecto en el que se requiere meticulosidad y su aplicación en el ser humano sería inmediata, por lo que todos los estudios se realizan a partir de células y tejidos de seres humanos.

En esta investigación participan con Figueroa-Arredondo la patóloga del FUCAM, Verónica Bautista, la Maestra en Ciencias Ana Laura Luna, también profesora adjunta del Posgrado, y los alumnos de maestría Carlos Amir Carmona González y Miguel Espinoza Laparra, éstos últimos del Posgrado de Biomedicina de la ENMH del IPN.

La doctora Paula Figueroa-Arredondo hizo hincapié en que el cáncer es una enfermedad multifactorial, pero puede bajar su frecuencia en la medida en que contribuyamos a disminuir los riesgos y esto se puede lograr con la realización de los estudios anuales de mastografía después de los 40 años de edad y aún más jóvenes, llevar una alimentación equilibrada con suficiente cantidad de antioxidantes, vitaminas y fibra.

Acerca Redacción

También te puede interesar

“¡Autoexplórate y ve un paso adelante contra el cáncer de mama!

Coppel Comunidad se une al movimiento mundial de lucha contra el cáncer de mama con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *