Cáncer de mama, amenaza vigente en la mujer mexicana

Con motivo de que en el mes de octubre se
celebra la lucha contra el cáncer de mama, se entrevistó al Dr. Francisco Javier Ochoa Carrillo, presidente
de la Academia Mexicana de Cirugía (AMC), máximo organismo académico, y consultor
del Gobierno Federal en materia de Salud. Es un destacado cirujano oncólogo del
Instituto Nacional de Cancerología, con una larga y prominente trayectoria
científica y académica en el campo de la oncología, misma que lo llevó a ser el
Presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología (SMeO) en 2004-2005.

El Dr. Ochoa Carrillo señaló que
en México se encuentran aproximadamente 17 millones de mujeres en edad de
riesgo, es decir, entre los 35 a 70 años y más, susceptibles de padecer cáncer
mamario; y ahora que el fenómeno de envejecimiento de la ciudadanía está
modificando la pirámide poblacional al contar ahora con 9% de la población con
edad de 60 años en adelante, será cada vez más frecuente diagnosticar este tipo
de cáncer. El cáncer de mama afecta a una de cada ocho mujeres.

 Al momento, la tasa de mortalidad de 6.9 por
cada 100,000 mujeres , que pese a que se ha incrementado ,significativamente,
el número de centros para la detección oportuna a través de la mastografía, por
desgracia se sigue diagnosticando el padecimiento en etapas intermedias y
avanzadas, produciendo una muerte por cáncer de mama en una mujer mexicana cada
dos horas y media, por lo que es necesario doblar esfuerzos y favorecer las
estrategias para los programas de detección oportuna, accesible, eficiente y de
calidad.

El cáncer de mama mata más
mujeres en Estados Unidos que ningún otro cáncer, excepto el cáncer de pulmón.
Nadie sabe por qué algunas mujeres desarrollan cáncer de mama, pero existen
algunos factores de riesgo.

¿Qué
debemos de entender como factores de riesgo para cáncer de mama?

Un factor de riesgo es aquel que predispone
al desarrollo de una enfermedad, es decir, que si este factor no se tiene en
cuenta, la probabilidad de desarrollar una enfermedad es más alta.

Los factores que deben tomarse en cuenta y
que no pueden modificarse son:

·        
Edad,
las probabilidades de tener cáncer de mama aumentan a medida que una mujer envejece.

·        
Las
mujeres con antecedentes de familiares con cáncer de mama.

·        
Mayor
posibilidad en aquellas que el cáncer apareció antes de la menopausia.

·        
Se han
identificado genes que los médicos clasificamos como: BRCA-1 y BRCA-2, en más
de la mitad de los casos de cáncer de mama, que aumentan el riesgo en gran
medida. Las mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama o de
ovario deben realizarse pruebas periódicas.

·        
Las
mujeres con antecedentes personales de cáncer mama, es decir si tuvieron el
problema en una de las mamas, corren el riesgo de tenerlo en la contralateral.

Factores personales:

·        
Primera
menstruación antes de los 12 años o menopausia después de los 55.

·        
Sobrepeso.

·        
Terapias
de reemplazo hormonal (también llamada terapia hormonal para la menopausia).

·        
Uso de
pastillas anticonceptivas.

·        
Consumo
de alcohol.

·        
No
tener hijos o tener el primer hijo después de los 35.

·        
Tener
mamas densas.

¿Cómo
detectar a tiempo en cáncer de mama?

La única manera de detectar oportunamente, y
así mejorar las posibilidades de curación del cáncer de mama en mujeres adultas,
es efectuando con regularidad estudios de mamografía; es la medida de salud
pública más eficiente para el diagnóstico oportuno y para disminuir la
mortalidad por cáncer de mama.

En los países desarrollados,
gracias al uso generalizado de la mamografía, se ha logrado disminuir el riesgo
de muerte por esta enfermedad en un 44%. El cáncer de mama es un problema
URGENTE de salud pública en los países de elevados ingresos y está llegando a
ser un problema MUY URGENTE en las naciones emergentes, donde la incidencia se
ha incrementado hasta en 5% anual.

El reto está ahí por lo que se recomienda, para
mujeres que tienen o pueden tener un riesgo aumentado para cáncer de mama:

·        
Debido a
antecedentes familiares significativos, una mutación genética conocida del gen
BRCA, o si ha tenido carcinoma ductal in situ, carcinoma lobulillar in situ, o
biopsias que han mostrado cambios precancerosos), es posible que haya algunas
medidas que pueda tomar para reducir sus probabilidades de cáncer de mama.

                Antes de decidir cuáles de éstas,
si acaso alguna, puede ser apropiada para usted, consulte con su oncólogo para
entender cuál es su riesgo y en cuánto podría reducirlo con cualquiera de estos
métodos.

·        
Pruebas
genéticas para las mutaciones genéticas BRCA

Muchas mujeres pueden tener
familiares con cáncer de mama, pero en la mayoría de los casos, esto no se debe
a las mutaciones genéticas BRCA. Las pruebas genéticas para estas mutaciones
pueden ser costosas y los resultados a menudo no son claros. Estas pruebas
pueden tener una amplia gama de consecuencias que necesitan ser consideradas.
Se deben hacer sólo cuando existe una sospecha razonable de que una mutación
puede estar presente.

Se recomienda que sólo las
mujeres con antecedentes familiares significativos sean evaluadas para las
pruebas genéticas de mutaciones BRCA. Este grupo sólo representa alrededor del 2%
de las mujeres adultas en Estados Unidos, en México se desconoce aún el
porcentaje correspondiente.

Se recomienda que las mujeres que no tengan herencia judía
asquenazí (Europa oriental)
deben ser referidas para evaluación genética si
presentan cualquier de los siguientes criterios:

·        
Dos
familiares de primer grado (madre, hermanas, hijas) con cáncer de mama, uno de
los cuales fue diagnosticado cuando tenía menos de 50 años de edad.

·        
Tres o
más familiares de primer o segundo grado (incluye abuelas, tías,) diagnosticados
con cáncer de mama.

·        
Cáncer
de mama y cáncer de ovario entre familiares de primer o segundo grado.

·        
Un
familiar de primer grado diagnosticado con cáncer en ambas mamas.

·        
Dos o
más familiares de primer o segundo grado diagnosticados con cáncer de ovario.

·        
Un
familiar del sexo masculino con cáncer de mama.

Las mujeres
que tengan herencia judía asquenazí (Europa oriental
) deben ser enviadas
para evaluación genética si tienen:

·        
Un
familiar de primer grado diagnosticado con cáncer de mama o cáncer de ovario.

·        
Dos
familiares de segundo grado del mismo lado de la familia con cáncer de mama u
ovario.

Si está considerando someterse a
pruebas genéticas, se recomienda que hable primero con un médico experto en genética,
para que interprete y le explique los resultados de estas pruebas. Es muy
importante que entienda lo que las pruebas genéticas pueden y no pueden
indicar, y así considerar cuidadosamente las ventajas y los riesgos de éstas
antes de someterse a ellas. Las pruebas son costosas y sólo se realizan en
laboratorios muy especializados.

Finalmente, el Dr. señaló: es
fundamental divulgar entre la mujer mexicana la importancia de que ellas nos
ayuden a detectar el cáncer de mama en etapas iniciales para tener mejores
oportunidades de curación, por lo que las invita a que adopten una nueva
cultura de la detección a través de la mastografía, acudiendo una vez al año
para este estudio a partir de los 40 años y por supuesto con su médico para que
las explore y oriente.
   

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cáncer y Covid-19, entrevista exclusiva con el Director General del INCan

“Mi reconocimiento al personal del Instituto… la labor de todos ha sido ejemplar y mi …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *